Científico mexicano desaparece en Los Ángeles, desde el 5 de octubre

 

El físico llegó a Nueva York el 15 de septiembre procedente de Europa con la intención de visitar a amigos y contactarse con casas editoras para la publicación de su libro; radica con su esposa en Hungría, con sus 2 hijos

 

 

CALIFORNIA, EU, 24/10/17.- El irapuatense Enrique Garibay Ruiz, físico nuclear, matemático, doctor en neurociencia computacional y escritor de 51 años, desapareció en Los Ángeles, California, el pasado 5 de octubre.

Desde entonces, su esposa Erika Garibay no puede parar de llorar y lo busca incansablemente en hospitales, Policía y aeropuertos.

Una semana después de su desaparición, Erika viajó desde Hungría, donde ambos radican junto con dos hijos, para buscar personalmente a su esposo en los lugares en los que saben que estuvo, de acuerdo a los registros de consumo de su tarjeta de crédito.

El físico llegó a Nueva York el 15 de septiembre procedente de Europa con la intención de visitar a amigos y contactarse con casas editoras para la publicación de su libro.

El 28 de septiembre llegó a Los Angeles y se hospedó en el Hostal Melrose, en el noreste de la ciudad, con fecha de salida el 3 de octubre.

“El último contacto que tuve con mi esposo fue el 5 de octubre a la una y media de la noche. Me dijo que estaba en el aeropuerto porque iba a tomar su vuelo para regresar a mi país, donde vivimos y lo esperan sus dos hijos”, señaló Erika.

“Ya lo buscamos en hospitales, restaurantes y lugares donde sabemos que estuvo. Estamos repartiendo volantes pidiendo ayuda a la comunidad, preguntando quiénes y dónde lo vieron”, añadió.

Erika aseguró que su esposo, con quien lleva 25 años de casada, es un hombre responsable y respetable, no tenía problemas con nadie, por lo que no encuentra la razón de su desaparición.

“Desde que salió del país todos los días se comunicaba con nosotros, su familia. No es de las personas que decida desaparecer o alejarse de su familia”, contó la esposa. “Es un hombre responsable, ama mucho a sus dos hijos que tenemos, a mí, a sus hermanas, es un profesor muy inteligente, amable y decente”.

Garibay indicó que a la fecha la Policía de Los Angeles no ha informado de un avance de la investigación, argumentando que aún se está indagando el caso.

“Estamos muy preocupados por su desaparición, por su bienestar. Es una angustia inmensa, insoportable, no sabemos nada de él. Toda la familia esta deshecha”, dijo entre sollozos.

Roberto Acuña, uno de los sobrinos mexicanos de Garibay Ruiz, explicó que su tío rentó un auto en Los Ángeles para poderse mover en la ciudad, pero que no ha regresado.

“Sabemos que el Carls Jr., ubicado en West Century Boulevard, cerca del aeropuerto donde mi tío consumió (por última vez), se encuentra a la vuelta del negocio donde debió haber regresado el auto.

“Después de eso, nada se sabe nada. Su familia seguiremos viajando a esta ciudad para continuar su búsqueda”, señaló Acuña.

 

 

Fuente: Reforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *