Mary Austin heredó la mansión y fortuna de Freddie Mercury

 

 

El artista la consideró como su “esposa”, quien actualmente es inmensamente rica gracias a los millones de euros en derechos de autor que recibe cada año

 

 

 

MÉXICO, 4/11/18.- Después de 28 años de la muerte de Freddie Mercury su poder de convocatoria no ha disminuido. La mitad de los 32 millones discos que ha vendido Queen en Estados Unidos han sido distribuidos tras la muerte de Mercury.

A este fenómeno se le conoce como “la estrella muerta”, momento en que nace en muchas personas la fascinación por el artista fallecido, como es el caso de Michael Jackson, George Michael o Whitney Houston.

¿A donde van a parar las ganancias que generan estas ventas?
Freddie Mercury consideró a Mary Austin como su “esposa”, quien actualmente es inmensamente rica gracias a los millones de euros en derechos de autor que recibe cada año.

¿Cómo empezó esta historia?
De acuerdo con el documental Freddie Mercury: La historia jamás contada, Freddie y el guitarrista Brian May durante los 70´s solían visitar a la boutique londinense Biba, centro oficial del movimiento swinging London, para observar a sus dependientas. Una de ellas era Mary, a la que Freddie iba a ver a menudo a la tienda antes de que comenzaran a salir juntos.

Aunque nunca se casaron vivieron seis años juntos.

En 1976 Mercury le reveló a Mary que era gay, fue en ese momento que ella le dijo durante dos años había notado que su comportamiento eraextraño. “Sabía que no estaba siendo sincero él mismo”, declaró después.

Ante esta revelación Freddie se mudó a una casa en Stafford Terrace, donde habitó antes de trasladarse al Garden Lodge, conocido como su último hogar. El lugar se encontraba cerca del apartamento de Mary, según algunos relatos, hasta se podía ver la casa de ella desde el lugar.

Mercury empezó a tener relaciones con hombres más a menudo pero Mary siempre fue como su esposa: “Para mí, fue un matrimonio. Creíamos el uno en el otro. Todos mis amantes me preguntaban que por qué no podrían reemplazar a Mary. Es porque es sencillamente imposible”, declaró el cantante.

El día que falleció Freddie Mercury, en su testamento dejó a Mary su mansión de Garden Lodge, valorada en 22,5 millones de euros de la época, y la mitad de su fortuna (y futuras ganancias por derechos de autor), inicialmente valorada en más de nueve millones de euros.

Pero hay que tener en cuenta que los miembros vivos de Queen siguen haciendo exitosas giras y hay un musical de enorme éxito sobre la banda, We Will Rock You. Solo en 2014, por ejemplo, se calcula que los ingresos por derechos de autor de la banda superaron los 54 millones de euros. Gran parte de estos beneficios anuales van para Mary.

Mary Austin sigue viviendo en Garden Lodge, la casa donde residió sus últimos años y falleció Freddie Mercury en Londres.

Mary tiene hoy 68 años y uno de los secretos mejor guardados del rock: el lugar donde esparció las cenizas del cantante de Queen. Las teorías son varias: que están en el jardín japonés de su mansión de Londres, que las esparció por un lago suizo donde Freddie iba en ocasiones en busca de paz o que regresaron a su Zanzíbar natal.

 

 

 

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *