Elecciones intermedias en EU fueron un tremendo éxito, alardeaTrump

 

 

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders aseguró que los comicios fueron “una buena noche” para el presidente Donald Trump

 

 

 

ESTADOS UNIDOS, 7/11/18.- El presidente estadounidense, Donald Trump, presumió este martes de un “tremendo éxito” en las elecciones legislativas de Estados Unidos, a pesar de que según las proyecciones, los demócratas recuperaron el control de la Cámara de Representantes.

“Un tremendo éxito esta noche. ¡Gracias a todos!”, escribió el mandatario en un escueto tuit.

La declaración de Trump llegó después de que la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, asegurara que los resultados de los comicios de mitad de mandato han deparado “una buena noche” para Trump.

“Ahora mismo nos sentimos bien, ha sido una buena noche para el presidente hasta este momento”, dijo Sanders en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca.

La portavoz se pronunció así antes de que las principales cadenas de televisión pronosticaran que, según la proyección de las principales cadenas de televisión, los demócratas habían arrebatado a los republicanos la mayoría de la Cámara de Representantes.

Esas proyecciones de resultados parciales anticipan que el partido del mandatario ampliará el control del Senado.

Trump ha seguido los resultados desde la Casa Blanca con familiares y amigos, y Sanders subrayó que para el presidente fue un “gran momento” cuando se enteró de que el senador demócrata por Indiana Joe Donnelly había perdido contra el candidato republicano, Mike Braun.

Poco antes incluso de que cerrasen los colegios electorales en la costa oeste del país, las proyecciones indicaban ya que los republicanos se hicieron con al menos dos escaños en el Senado que hasta ahora estaban en manos demócratas, lo que indica que podrían aumentar la mayoría de 51-49 que venían ostentando hasta ahora.

Por su parte, las proyecciones de las cifras de recuento apuntan a que los demócratas han vencido en la Cámara Baja, logrando al menos los 23 asientos que necesitaban quitar a los conservadores para hacerse con la mayoría.

Pese a la falta de recuento más amplio en toda la geografía del país, los demócratas ya han arrebatado a los republicanos al menos una docena de escaños en la Cámara de Representantes y es probable que alcancen al menos otros diez más.

“Noche difícil”

Howard Kurtz de Fox News, la cadena de noticias que le gusta a Trump, declaró que la pérdida de la Cámara de Representantes fue un “punto de inflexión”.

“Nada puede suavizar el golpe de perder la Cámara ante los demócratas. De hecho, hubo informes de que los funcionarios de la Casa Blanca le dijeron al presidente que se preparara para una noche muy difícil”, escribió Kurtz en el sitio web de Fox.

Seguramente los demócratas, que fueron objeto de ataques extremos por parte de Trump durante la campaña, aprovecharán la oportunidad para devolver los golpes.

Controlar la Cámara significa tener las riendas de los comités con poder de realizar citaciones. Y desmenuzarán las finanzas personales del mandatario así como sus vínculos con Rusia, un asunto que ya es investigado por el fiscal especial Robert Mueller.

El principal demócrata del Comité Judicial de la Cámara, Jerry Nadler, dijo a MSNBC inmediatamente después de la elección que “usaremos el poder de citación si debemos y cuando debamos”.

Célebre por su incapacidad de aceptar las críticas, se puede esperar que Trump devuelva los golpes ojo por ojo.

Y la capital federal, ya apodada “la ciénaga”, se prepara para choques partidistas sin precedentes.

Objetivo 2020

Por supuesto, existe una mínima posibilidad de que el resultado de las elecciones de medio mandato produzca un Trump más amable y gentil que decida cooperar con los demócratas.

Según el despacho de Nancy Pelosi, la representante demócrata en cabeza para presidir la Cámara, Trump la llamó tras conocerse los resultados para “ofrecer sus felicitaciones”.

“Reconoció que un líder debe llamar al bipartidismo”, tuiteó Drew Hammill, de la oficina de Pelosi.

Pero si la rama de olivo se marchita, el mandatario podría beneficiarse de un enfrentamiento abierto con la Cámara.

Los republicanos controlan el Senado, lo que significa que Trump aún puede avanzar en asuntos sensibles como la confirmación de jueces ultraconservadores.

Como dijo el senador republicano Lindsey Graham el martes: “el tren judicial conservador sigue su marcha”.

Aún más importante, un enfrentamiento con los demócratas alimentará el objetivo de Trump de ser reelecto en 2020.

Su base de apoyo no tendrá problema en creerle cuando diga que Pelosi y sus demócratas son culpables de todos los males del país.

Y la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, señaló otro detalle para nada menor: a aquellos candidatos a los que Trump dio un apoyo explícito “les fue muy bien” en la elección.

En otras palabras, los comicios de medio mandato fueron apenas el inicio de la carrera electoral de 2020, y Trump considera que podría volver a ganar.

 

 

 

 

 

Fuente: MVS Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *