Identificados, exmiembros del M3, centro de espionaje del gobierno capitalino

 

 

Uno de sus integrantes es ahora el director de administración de la alcaldía Álvaro Obregón, mientras que otros tres abandonaron la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

 

 

 

MÉXICO, 11/12/18.- Luego de que en 2007 se creara el primer Centro de Espionaje del gobierno capitalino,  conocido como M3, uno de sus comandantes en jefe terminó encarcelado acusado de secuestro.

Asimismo, otro más de sus integrantes es ahora el director de administración de la alcaldía Álvaro Obregón, mientras que otros tres abandonaron la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

El M3, un grupo de élite creado por la Policía Judicial y el gobierno capitalino, realizaba investigaciones especiales ordenadas por Marcelo Ebrard, entonces jefe de gobierno.

Según reportes de la Policía de Investigación (PDI), los integrantes de este grupo tenían los mejores entrenamientos, además de haber sido capacitados por agentes israelíes en labores de inteligencia.

Alberto Esteva era mando del M3, pero actualmente es el director de Administración de la alcaldía Álvaro Obregón.

Debajo de Esteva se encontraba Javier Rodrigo Díaz Cervantes, detenido en 2012 por ser el presunto líder de una banda de secuestradores.

Foto de ContraRéplica

Mientras tanto, Carlos Valdés, Edgar Vázquez, Guadalupe Delgadillo, Guillermo Escutia y Miguel Ángel Medrano Zavala continúan en las filas de la PDI.

La mayoría de ellos eran Comandantes en Jefe, cargo que se les otorgó sin protocolo de selección, con 30 mil pesos mensuales de sueldo.

Desde su creación, se ordenó que las oficinas fueran instaladas en la calle Sterling 15, lugar que ahora investiga la PGJ que encabeza Ernestina Godoy, quien pidió asegurar el lugar para ponerlo bajo investigación.

Esteva, aliado de Layda Sansors

El oaxaqueño Alberto Esteva Salinas, coordinador de campaña de la abanderada de la coalición Juntos Haremos Historia para la alcaldía de Álvaro Obregón Layda Sansores, tiene un historial poco envidiable como servidor público, ya sea como legislador y como titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, pues tiene una serie de acusaciones, incluida una orden de aprehensión.

El 6 de mayo 2003 se emitió una orden de aprehensión contra Esteva Salinas, en el proceso 151, por violación  a la ley de Amparo y orden de Aprehensión en el proceso 29 del Juzgado 7º Penal del Reclusorio Norte, con estatus vigentes a ejecutar por la PGR.

Pese a que existía dicha orden de aprehensión, Esteva Salinas  fue diputado por Oaxaca, de 2006 a 2009, período en el que coincidió con Sansores San Román en la bancada de Convergencia, ahora Movimiento Ciudadano, en la que tuvo muy poca actividad al presentar apenas 13 iniciativas, de las cuales sólo una fue aprobada.

Ya como secretario de Seguridad Pública, el 2 de junio de 2014 tuvo una mala actuación a la hora de planear un operativo, lo que derivó en un enfrentamiento entre policías estatales y habitantes de San Juan.

Ese mismo año pero el 12 de septiembre legisladores locales le recriminaron el incremento de la inseguridad en la entidad, que para ese momento había registrado 500 homicidios y más de 50 feminicidios, además de balaceras y asaltos a camiones turísticos en la capital.

El 17 de septiembre de ese mismo año puso en marcha un operativo en gasolineras de la entidad para inhibir delitos como el secuestro, narcotráfico, transporte y comercio de armas.

Ante los comentarios negativos que el anuncio de esta acción provocó, dejó al descubierto la red de trolls con que contaba Esteva Salinas, pues de inmediato se sumaron a las redes sociales para atacar a los críticos.

A finales de 2014,  el 26 de diciembre, elementos policiacos denunciaron que los cuatro mil 300 uniformes que les entregaron eran de mala calidad y marcas, incluso apócrifos.

Lo orillan a renunciar

En los primeros días de 2015, en medio de protestas que derivaron en tres paros laborales en el cuartel de la Policía Estatal, el gobierno de Gabino Cué aceptó hoy la renuncia del Secretario de Seguridad Pública, Alberto Esteva Salinas, quien permanecido en el cargo solo un año, un mes y dos días.

De esta forma suman 58 los ajustes que realizaba el gobernador aliancista en su gabinete, algunos por aspiraciones políticas y otras como el de Esteva Salinas por la insurrección en la Secretaria de Seguridad Pública que los motivó a interrumpir su comparecencia en el Congreso local.

Aunque Esteva Salinas circuló en su cuenta de Twitter su renuncia, fue hasta el martes 3 de febrero de ese año cuando entregó su renuncia por escrito ante la gubernatura, la cual ya fue aceptada por el gobernador Gabino Cué.

En su cuenta @AlbertoEsteva escribió: “Agradezco al Gobernador @GabinoCue la oportunidad de servir a Oaxaca SSPO me retiro con el animo(sic) de contribuir a q continúe su Mejoramiento”.

Y en el segundo tuit continúa: “preservar la Seguridad de Los Oaxaqueñ@s y no poner en Riesgo la operación Policial es un acto responsable¡ muchas Gracias Gobernador GCM”.

A 667 días para que terminara el mandato de Gabino Cué entregó su carta de renuncia con el argumento de que “la Seguridad Pública es la función primigenia del Estado, (y) no puede ni debe ser vulnerada”.

Pese a que la “sociedad requiere cuerpos policiales íntegros y ante la posibilidad de que las acciones que se han tomado sean producto de negociación entre elementos que no cumplen con los requerimientos marcados por las normas nacionales, me retiro del alto cargo que me confirió como Secretario de Seguridad Pública, no seré un impedimento a estas decisiones necesarias e indispensables”, afirmó.

El gobernador Gabino Cué anunció la reestructuración de la Secretaría de Seguridad Pública y por lo pronto, designó al Comisionado de la Policía Estatal, Víctor Amado Alonso Altamirano, como encargado de la SSP.

En un comunicado, el gobierno del estado reconoció a Esteva Salinas porque en los 401 días que permaneció en el cargo “contribuyó a la modernización de la dependencia, al tiempo de consolidar un nuevo modelo policial de proximidad ciudadana, además de lograr un significativo avance en materia de Mando Único Policial y fortalecimiento del Control de Confianza a nivel de mandos y personal de tropa”.

Lo cierto es que, en septiembre pasado, los uniformados realizaron un paro de labores que duró 14 días y donde Alberto Esteva Salinas sostuvo diferencias con diputados y acusó de que todo estaba orquestado por asuntos políticos.

Estas diferencias se vieron reflejadas el pasado 22 de enero en el Congreso de Oaxaca donde cuando Policías Estatales interrumpieron la comparecencia del Secretario Estatal de Seguridad Pública, Alberto Esteva Salinas para exigir su renuncia, situación que obligó al personal de seguridad a cerrar el recinto legislativo para que el funcionario de Gabino Cué concluyera su intervención en el salón de plenos donde los legisladores también cuestionaron su labor.

Mientras el secretario de Seguridad se regodeaba que Oaxaca se encuentra entre los 10 estados más seguros del país, un grupo de uniformados encabezados por Jeyco Pérez irrumpió en el recito legislativo para desmentir a su jefe delante de los diputados al gritarle “mentiroso”, “di la verdad” y “cumple con lo que prometiste”.

Entre gritos y descalificaciones, los uniformados interrumpieron la comparecencia durante cuatro minutos para denunciar que los acuerdos firmados en el mes de septiembre pasado han sido incumplidos y, en consecuencia, exigir su renuncia.

Luego de calificar de “lacras” y “seres despreciables” a sus jefes y de gritarle a los legisladores que “son igual o peor” que sus mandos, denunciaron que los principales funcionarios del gobierno de Gabino Cué son los que incumplen con las leyes.

Al término de su exposición, el diputado del PAN, Gerardo Henestrosa mostró un papel para que firmara su renuncia el secretario de Seguridad Pública y le dijo que se le dejaba hecha solo para que la firmara y no se esforzara por “ineficaz e ineficiente”.

 

 

Fuentes: ContraRéplica/El Big Data/ Lopez-Dóriga digital/Página3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *