Alcanzan garras del desabasto de gasolina a Coahuila y Oaxaca

 

 

En el estado norteño son cuatro los municipios afectados, mientras que en la entidad sureña, empresarios gasolineros acusan que los tiempos para la distribución de combustibles se han triplicado

 

 

 

MÉXICO, 11/1/19.- Coahuila y Oaxaca se sumaron este viernes a los estados que reportan problemas con la distribución de gasolinas que ha ocasionado una escasez del producto en algunas entidades del país.

En Coahuila, cuatro municipios de la región sureste, incluida Saltillo, la capital del estado, reportan un alza en el número de expendedores sin servicio por la escasez de gasolina.

“En Coahuila hay 430 gasolineras y en Saltillo y la región sureste son 148. El problema (de escasez) se presenta en Saltillo, Ramos Arizpe, Arteaga y Parras, pero no hay desabasto, porque sí se está surtiendo gasolina y diésel, solo que la respuesta de Pemex es muy lenta, y la demanda es mucha”, explicó Miguel Dainitín Ferreira, representante de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo)

Este viernes se reportó que son 50 las gasolineras que no cuentan con servicio en la capital de Coahuila.

Dainitín Ferreira explicó que las compras de pánico, el retorno de paisanos a Estados Unidos y el regreso a clases ocasionaron un problema de escasez para la ciudadanía.

El empresario agregó que el retraso en la entrega de combustible también se agravó por los accidentes registrados en la carretera Monterrey-Saltillo el pasado miércoles, cuando las condiciones meteorológicas dificultaron el traslado de combustible vía terrestre.

Por otra parte, en Oaxaca, tres gasolineras de la zona del Istmo de Tehuantepec reportaron este viernes escasez del producto.

La gasolinera ubicada en el municipio de Jalapa del Marqués no tiene diésel y gasolina Premium, mientras que un dispendio en Salina Cruz reporta en cero sus depósitos de diésel y una estación de servicio en Santo Domingo Tehuantepec informó a sus clientes que “está por terminarse el producto”.

Consultados por El Financiero, empresarios del ramo gasolinero señalaron que desde que la Marina tomó el control de las instalaciones estratégicas de Pemex, los tiempos para el llenado de las pipas, tanto de la petrolera como de particulares, han aumentado debido a los estrictos controles dispuestos.

Además, en algunos casos les informan que “hay poco producto” para venta en la refinería e indican que deben de acudir a otro punto de almacenamiento como la terminal de Pajaritos o incluso hasta Acapulco, por lo que el tiempo para tener el combustible en la estaciones de servicio se eleva aún mas.

“Con la llegada del personal militar y los controles estrictos, que aplaudimos, los tiempos se han triplicado para que una pipapueda salir a dejar el combustible a su destino, si a eso le sumamos que algunos propietarios de gasolineras tienen solo un medio de transporte, en lo que va y viene de regreso el combustible se agota”, indican los empresarios.

Exponen que en algunos casos han tenido que recurrir a otras terminales de almacenamiento para mantener la demanda de sus clientes.

“Estamos perdiendo mucho por ello, y si a eso le sumamos que en la refinería se tardan para atender la demanda, estamos en problemas”, agregaron.

Desde los primeros días de enero de este año se registró desbasto de combustibles, principalmente de gasolinas en las entidades de Ciudad de México, Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro.

Esto derivado del plan contra el robo de combustibles que emprendió el Gobierno federal, que consiste en un cambio en la logística de Petróleos Mexicanos (Pemex), que incluye el cierre de ductos y la distribución mediante auto-tanques, transporte más seguro, según la petrolera.

 

 

 

 

Fuente: El Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *