Instalarían empresas en terrenos incautados a exgobernador Eugenio Hernández

 

 

En octubre del 2018, la Procuraduría General de la República liberó las mil 600 hectáreas distribuidas en dos predios ubicados a un costado del Puerto Industrial de Altamira, que fueron vinculadas con un proceso penal que enfrenta el exmandatario de Tamaulipas

 

 

 

TAMPICO, Tamps., 14/3/19.-  Las mil 600 hectáreas ubicadas en Altamira, ligadas con el exgobernador priista Eugenio Hernández Flores y que fueron devueltas al gobierno de Tamaulipas, podrían emplearse para la instalación de empresas, publicó Reforma.

En octubre del 2018, la Procuraduría General de la República liberó las mil 600 hectáreas distribuidas en dos predios ubicados a un costado del Puerto Industrial de Altamira, que fueron vinculadas con un proceso penal que enfrenta el exmandatario.

“Recuperamos mil 600 hectáreas en lo que viene siendo el Puerto de Altamira, nos va a permitir un trabajo en conjunto con los sectores impulsando esa área que estaba en manos de particulares, en pocas palabras (las) habían robado, ya las recuperamos, las vamos a hacer productivas”, dijo el gobernador panista de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

Informó que hay otras 2 mil hectáreas en este municipio que administraciones estatales pasadas pretendían construir un aeropuerto que también se contemplan para el desarrollo empresarial.

“Cerca de 2 mil hectáreas que están en el centro de donde se iba a construir un aeropuerto, esos terrenos están ahí y le vamos a dar un impulso, se va a crear un área logística para impulsar lo que viene la industria aeroespacial”, apuntó.

Aseguró que existen inversionistas interesados en instalar en esta áreas proyectos de infraestructura, promoción y desarrollo de parques industriales.

Desarrollo
Estos terrenos fueron expropiados por el Gobierno Federal en 1981 y transferidos a Tamaulipas en 1998, cuando gobernaba Manuel Cavazos Lerma, como parte de un proyecto para fomentar el desarrollo industrial en el puerto de Altamira.

 

 

 

 

 

Fuente: Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *