Sepulta viva a su esposa para no divorciarse; va 51 años tras rejas

 

 

Sandra Luz Díaz Morales le pidió el divorcio a su esposo René, en agosto de 2014. Como el hombre no quería entregarle ninguno de sus bienes, el sujeto la secuestró, ayudado por su hermano y 5 personas más 

 

 

CHIAPAS.- Para evitar el divorcio y entregarle pertenencias por la separación, un hombre asesinó a su propia esposa en Chiapas, informó Radio Fórmula.

Sandra Luz Díaz Morales le pidió el divorcio a su esposo René, en agosto de 2014. Como el hombre no quería entregarle ninguno de sus bienes, el sujeto secuestró a la mujer. En compañía de su hermano Gehú y cinco personas más iniciaron un plan para asesinarla.

El 28 de agosto de 2014, Gehú contrató a cinco cómplices, Dulce María, Johan Mauricio, Concepción, José Luis y Edgar Alberto. Los sujetos simularon un accidente de tráfico cuando Sandra salió a su trabajo a bordo de su camioneta. Los cómplices forzaron a la mujer a subir a otro vehículo y la mantuvieron en una casa propiedad de Gehú.

Un día después, las cinco personas contratadas excavaron un agujero en el patio de la casa de su cuñado, ataron a Sandra de las manos y le vendaron los ojos. Posteriormente la arrojaron viva, la enterraron y agregaron cemento. La mujer falleció por asfixia mecánica.

El juez Ernesto Hernández Ruiz sentenció a los sujetos por feminicidio y les impuso una condena de 51 años y 3 meses tras las rejas por este delito. Los dos sujetos además deben pagar por 322 mil 676 pesos por concepto de reparación del daño, aseguró el fiscal del estado, Jorge Luis Llaven. También los cómplices recibieron la misma condena.

 

 

 

 

Fuente: Radio Fórmula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *