INAH y Sedena mantienen en secreto restos arqueológicos en Santa Lucía

Restos de mamut, tema de seguridad

 

 

 

Ambas dependencias acordaron mantener en secreto, bajo el argumento de que es información confidencial y que se compromete la seguridad nacional, los hallazgos de restos paleontológicos y arqueológicos

 

 

 

MÉXICO.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) acordaron mantener en secreto, bajo el argumento de que es información confidencial y que se compromete la seguridad nacional, los hallazgos de restos paleontológicos y arqueológicos que se descubran en la zona de obra del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en Santa Lucía.

En respuesta a una solicitud hecha vía Ley de Transparencia, el INAH informó que en agosto del año pasado firmó con la Sedena un convenio de colaboración en el que se detalla en la cláusula 16 que ambas instituciones están obligadas a reservar esta información, publicó El Universal.

«Las partes se obligan a tratar con todas las reservas del caso, de acuerdo con los artículos 110 y 113 de la Ley Federal de Transparencia y Acceso de la Información Pública, la documentación que se genere entre la Sedena y el INAH, así como cualquier otra circunstancia, en cuyo caso asumirán las responsabilidades que lleguen a determinarse por la autoridad competente, por incumplir lo establecido.

«Así, las partes se obligan a mantener en secreto la información mutuamente proporcionada con motivo de este instrumento, siendo responsables de la difusión no autorizada de dicha información y responderán de los daños y prejuicios que se causen».

Dentro de la poca información que el INAH pudo detallar sobre los recientes hallazgos durante las obras de construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles dentro del llamado Proyecto de Salvamento Arqueológico en el Nuevo Aeropuerto de Santa Lucía, se han encontrado —en lo que será la pista central— restos arqueológicos de la cultura teotihuacana que datan del año 200 y 650 después de Cristo.

En junio de 2019 se reveló que el perímetro de la Base Aérea es una zona rica de restos paleontológicos y arqueológicos. Según estudios y excavaciones hechas en esta área desde 1956, se han hallado fósiles de fauna pleistocénica —como restos de mamuts y colmillos de tigre dientes de sable— y cuyos estudios arrojaron que pudieran tener una antigüedad de entre 23 mil 900 y 26 mil 300 años.

 

 

 

Fuente: El Universal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *