Exporta narco mexicano técnicas de elaboración de drogas sintéticas

 

 

 

Tres mexicanos son enjuiciados por el primer narcolaboratorio acuático identificado para la elaboración de cristal-ice, con «un método de producción completamente novedoso, aún desconocido y nuevo en Holanda»

 

 

 

BREDA, Holanda.- El Ministerio Público de Países Bajos señaló a los tres mexicanos enjuiciados por el primer narcolaboratorio acuático identificado en Holanda para la elaboración de cristal-ice, como los responsables de traer una técnica de producción de drogas sintéticas nunca antes vista en este país.

«Los tres mexicanos y Bink se involucraron en un método de producción completamente novedoso, aún desconocido y nuevo en Holanda», declaró el fiscal en presencia de los acusados. «El método consistió en hacer metanfetamina de cristal usando también los desechos», publicó El Universal.

Detalló que además de transformar la sustancia «inútil» en metanfetamina, la técnica tenía el objetivo de generar menos basura y con ello limitar los movimientos en el muelle y la posibilidad de ser descubiertos. «Esto implica el uso de varios productos químicos, uno de los cuales tiene un olor desagradable muy fuerte, a cannabis. La otra sustancia utilizada es sensible a la fricción y los golpes, lo que puede hacer que explote (…) Esto nos lleva ante peligros nuevos y desconocidos, no sólo para los sospechosos, también para el medio ambiente».

Las declaraciones del fiscal tuvieron lugar durante el cierre del juicio oral en contra de un holandés y tres mexicanos acusados de operar el primer narcobarco para la fabricación de metanfetamina de cristal.

La autoridad naranja afirmó que el laboratorio fue construido por profesionales y diseñado para la producción a gran escala. Aseguró que tan sólo el valor de las sustancias encontradas durante el día del operativo ascendía a 3 millones de euros. El oficial desestimó el testimonio presentado el pasado martes por el mexicano Diego V.J., de que había venido con su hermano a Holanda sin saber qué trabajo le esperaba. Señaló que «no es creíble» que sólo trabajaron en el laboratorio seis semanas, pues hay pruebas de fotografía, video y de ADN que muestran todo lo contrario.

La justicia holandesa pidió a la Corte de Zelanda y Brabante Occidental cinco años de cárcel para los tres mexicanos y cuatro para el holandés, quien como propietario del barco habría operado como facilitador.

 

 

 

Fuente: El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *