Mata a su esposa a batazos; tuvo casi un mes cadáver embolsado en su cuarto

 

 

 

El pasado 18 de febrero, Ramón fue interceptado por policías antes de entrar a su casa, el hedor alertó a los uniformados, fue cuestionado y confesó que había asesinado el 24 de enero a su esposa ‘Chayito’  con un bat y la golpeó hasta matarla

 

 

 

COAHUILA.- Los gritos de “Chayito” parecieron los de una discusión más con su esposo Ramón. Una golpiza más, pero nadie acudió en su rescate la noche del pasado 24 de enero.

Al interior de la vivienda marcada con el número 1103, en la calle 16 de Septiembre, Colonia Las Flores, Monclova, Coahuila, de pronto ya no se escuchó nada.

En su interior, Ramón había matado a “Chayito” a batazos. Al no poder deshacerse del cuerpo sin que lo notaran los vecinos, decidió envolverla con una cobija y embolsarla.

Los vecinos ubicaban a Ramón como una persona que vivía pidiendo dinero para la mona, mariguana, tomando… “Era un desobligado, un mantenido”, señaló una vecina.

«Le pregunté hace unos días por “Chayito” y el muy cínico con total sangre fría me dijo que ya se había regresado para su tierra y que ya no iba a volver”, señaló otra vecina a Vanguardia.

Cada que salía Ramón de la casa, tomaba pino o cloro y lo regaba alrededor del envoltorio en que tenía a su víctima.

El pasado 18 de febrero, elementos de la policía Civil de Coahuila atendieron una denuncia en contra de Ramón por la presunta posesión de narcóticos. Fue interceptado justo antes de ingresar a su domicilio.

El hedor alertó a los uniformados, quienes cuestionaron a Ramón y éste terminó por confesar que había asesinado a su esposa. Detalló que el 24 de enero tomó un bat y la golpeó hasta matarla.

De inmediato dieron parte a los servicios periciales, quienes al llegar al lugar encontraron un bulto y en su interior el cuerpo de una mujer en avanzado estado de descomposición. Ramón mantuvo casi un mes en la recámara el cuerpo de “Chayito”, la mujer que dabe clases de inglés en una escuela.

 

 

 

Fuente: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *