Ministro dice que ‘Ley Bonilla’ es un «fraude a la ley»

 

 

 

Viola los principios de certeza electoral, seguridad jurídica, no reelección y derecho al voto, expresó el  ministro Fernando Franco en un proyecto que la Suprema Corte discutirá la próxima semana 

 

 

 

MÉXICO.- La reforma para ampliar de dos a cinco años el mandato del gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, es un «fraude a la ley» que viola los principios de certeza electoral, seguridad jurídica, no reelección y derecho al voto.

Lo anterior afirma el ministro Fernando Franco en un proyecto que la Suprema Corte discutirá la próxima semana y que propone anular los cambios a un artículo transitorio de la Constitución estatal por el que Bonilla gobernaría hasta octubre de 2024, no obstante haber sido electo para el periodo 2019-2021, informó Reforma.

«Permitir que sea extendido o prorrogado el mandato de los cargos de elección popular, una vez expresada la voluntad general en las urnas, con la sola justificación de que los representantes beneficiados aún no toman posesión del cargo, implica desconocer el principio fundamental (de no reelección) y, por ende, aunque formalmente lo permita la literalidad de ciertos criterios, entraña también, como en el caso sucedió, un fraude a la ley en clave Constitucional», dice el proyecto.

Aunque Franco reconoce que los Congresos locales pueden aprobar periodos menores de seis años para sus Gobernadores, se determina que esa libertad no implica que puedan violar el derecho del elector de conocer para qué cargos y qué periodo elige a los candidatos.

Baja California ha alegado que hacer dos elecciones para Gobernador en dos años era muy costoso y que era mejor empatar la próxima de Gobernador con la federal de 2024, lo que Franco rechaza.

«La modificación extemporánea de la duración de los cargos de elección popular no puede justificarse constitucionalmente mediante su idoneidad o conveniencia desde el punto de vista económico o de la organización o planeación gubernamental», dice el proyecto.

También niega validez a la orden del Tribunal Electoral estatal, dictada en marzo de 2019, de agregar tres años al periodo del Gobernador que sería electo en junio, pues el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó ese fallo unos días después.

En cuanto a la «consulta» convocada por el Congreso local en agosto de 2019 para apoyar la reforma que ya había aprobado, Franco considera que fue un mero «ejercicio de legitimación política», realizado al margen de las reglas de esa entidad para un referéndum.

De ser aprobado el proyecto que la Suprema Corte discutirá la próxima semana por al menos ocho de los once Ministros, la sentencia devolverá vigencia al transitorio de la Constitución estatal publicado el 17 de octubre de 2014, que fijó el mandato de dos años para el que fue electo el morenista Bonilla, cuyo sucesor gobernaría del 1 de noviembre de 2021 al 31 de agosto de 2027.

El Congreso y todas las autoridades estatales tendrán 120 días para ajustar las normas necesarias para erradicar la ampliación de mandato, a la vez que Baja California tendría elección para Gobernador en junio de 2021, coincidente con la elección federal.

«Por vía de consecuencia, también se invalida la cita de la norma impugnada en el Bando Solemne y en la toma de protesta, por lo que no pueden servir de sustento para prorrogar de manera inconstitucional el cargo de Gobernador», aclara el proyecto.

Cabe mencionar que el Congreso local no puede aprobar una reforma para que Bonilla busque su reelección en 2021, pues el artículo 116 de la Constitución federal prohíbe absolutamente que gobernadores electos en las urnas vuelvan a ocupar el cargo.

 

 

 

Fuente: Reforma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *