Entre pandemia y 4T borran una década de avance económico

 

 

 

Para corredurías internacionales, la magnitud de la caída de de 19.7% del Indicador Global de la Actividad Económica es atribuible al Covid y a las malas políticas del actual gobierno para enfrentarlo

 

 

 

MÉXICO.- En abril pasado, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) se desplomó 19.7 por ciento a tasa anual -el peor resultado desde que hay registros, a partir de 1994- y con ello este pulso del PIB retrocedió 10 años, a como estaba en febrero del 2010, mostraron ayer estadísticas del Inegi.

Para corredurías internacionales, la magnitud de la caída es atribuible tanto a la pandemia como a las malas políticas del Gobierno de la 4T para enfrentarla, inform+o Reforma.

«La contracción en abril no es sólo el resultado del Covid-19 y el confinamiento, sino de la falta de políticas vigorosas para ayudar a la economía… (Estos elementos) continuarán manteniendo la actividad económica en territorio de contracción», sentenció en un reporte Bank of America.

Aparte, el banco de inversión Goldman Sachs señaló que en comparación con otros países de Latinoamérica, la respuesta de la política macro en México ha sido «decepcionante».

Criticó que hasta ahora el Gobierno sólo haya anunciado un pequeño paquete equivalente a apenas entre 1.0 y 1.5 por ciento del PIB, con un apoyo «extremadamente limitado» para el sector productivo del país.

«En nuestra evaluación, la débil respuesta de la política fiscal a la interrupción repentina de la actividad inducida por la pandemia es probable que conduzca a una contracción más profunda y una recuperación más superficial», expuso Goldman Sachs.

En el reporte del IGAE del Inegi correspondiente a abril, las actividades terciarias, correspondientes a los servicios, mostraron una caída anual de 16.1 por ciento.

Dentro de ellas, las actividades de hotelería y de restaurantes -clasificadas como una sola- se hundieron 70.4 por ciento anual.

Por su parte, las actividades secundarias, referentes a la industria, bajaron 29.6 por ciento.

En particular, las manufacturas lo hicieron en 35.5 por ciento, mientras que la construcción en 38.4 por ciento.

Ayer, el Inegi también difundió datos de comercio exterior correspondientes a mayo.

Las exportaciones resultaron con un desplome en ese mes de 54.1 por ciento anual.

Bank of America consideró que esta otra estadística es una señal de que cuando se reporte el dato del IGAE para mayo, mostrará una contracción aún más profunda que la de abril.

Goldman Sachs consideró que la debilidad de las exportaciones se extenderá por la fuerte contracción de la demanda global.

Esto, anotó, deprimirá los precios de las materias primas y causará problemas en las cadenas de suministro, debido a los protocolos de cierre en diferentes países.

En la parte de las importaciones, el Inegi difundió que cayeron en mayo 43 por ciento anual.

Los especialistas coincidieron en que esto fue un reflejo de la debilidad del mercado interno mexicano.

Las importaciones de bienes de consumo cayeron 51.9 por ciento, mientras que las de bienes de capital 33 por ciento.

 

Fuente: Reforma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *