Uso universal del cubrebocas frenaría gravedad del Covid

 

 

 

Expertos afirman que los cubrebocas pueden evitar que las personas transmitan gérmenes respiratorios a otros; durante la pandemia actual, este planteamiento se ha convertido en un debate sanitario y político

 

 

 

ESTADOS UNIDOS.- Científicos de Estados Unidos estudiando una hipótesis que afirma que el uso universal de cubrebocas podría disminuir la gravedad de los síntomas de Covid-19 para quien la usa, o en algunos casos, evitar completamente la infección.

Expertos alrededor del mundo afirman que los cubrebocas pueden evitar que las personas transmitan gérmenes respiratorios a otros. Durante la pandemia actual, este planteamiento se ha convertido en un debate sanitario y político.

Monica Gandhi, experta de enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco, explicó que con las barreras del cubrebocas, el virus podría llegar más levemente al cuerpo humano, pues algunas partículas podrían quedar fuera.

Diferentes tipos de mascarillas «bloquean el virus a un diferente nivel, pero todas bloquean su entrada», dijo Gandhi.

Si algunas partículas del virus saltan las barreras del cubrebocas, la enfermedad podría ser más moderada, agregó.

Gandhi y sus colegas hacen este planteamiento en un nuevo artículo que se publicará en agosto el Journal of General Internal Medicine.

A partir de experimentos con animales y observaciones de varios eventos durante la pandemia, sostienen que las personas que usan mascarilla absorberán menos partículas de coronavirus, lo que facilitará a sus sistemas inmunes el control de la infección.

Tsion Firew, médico de emergencias de la Universidad de Columbia que no participó en el trabajo, advirtió que los vínculos entre el cubrebocas y una enfermedad más leve aún no se han demostrado.

Aun así, el nuevo documento «reitera lo que decimos sobre las máscaras», dijo.

«No es sólo un acto desinteresado».

Los investigadores han estimado tentativamente que alrededor del 40 por ciento de las infecciones por coronavirus no producen ningún síntoma.

Pero cuando algunas personas usan mascarilla, la proporción de casos asintomáticos parece dispararse. En un caso en estas condiciones, en una planta de mariscos de Oregón, más de el 90 por ciento de los infectados fueron asintomáticos.

Usar mascarilla no hace a las personas inmunes a la infección, pero estas tendencias podrían sugerir que cubrirse el rostro podría llevar a tener casos más leves de Covid-19, lo que también podría reducir las hospitalizaciones y, eventualmente, las muertes.

Particularmente convincente, dijo Gandhi, son los datos de los cruceros, que agrupan a grandes grupos de personas en lugares cerrados.

Más del 80 por ciento de los infectados a bordo del Diamond Princess de Japón en febrero, antes de que el uso de cubrebocas se convirtiera en una práctica común, tuvo síntomas, señaló.

Pero en otra embarcación que salió de Argentina en marzo, y en la que se pidió el uso de mascarilla quirúrgica a todos los pasajeros después de que alguien a bordo se enfermó, los casos sintomáticos fueron menos del 20 por ciento.

La idea de que las mascarillas faciales pueden frenar la gravedad de la enfermedad, aunque aún no se haya probado, «tiene todo el sentido», consideró Linsey Marr, experta en transmisión de virus en Virginia Tech

«Es otro buen argumento para usar cubrebocas».

Marr y otros investigadores aún están averiguando exactamente cuánto del virus bloquean los diferentes tipos de mascarillas, tanto al entrar como al salir.

Pero según una gran cantidad de evidencia pasada y observaciones recientes, la cantidad que se filtra es probablemente alta, tal vez el 50 por ciento o más de los aerosoles más grandes que se envían en ambas direcciones, dijo Marr.

Ciertos revestimientos, como los respiradores N95, funcionarán mejor que otros, pero incluso los paños más holgados pueden eliminar algunas partículas virales.

Aún así, algunos expertos no están listos para aceptar todas las ideas sobre la protección bidireccional.

Lo que se describe en el artículo de Gandhi «sigue siendo sólo una teoría y necesita más investigación», dijo Nancy Leung, epidemióloga de la Universidad de Hong Kong.

Si bien hay buena evidencia de que las mascarillas reducen la propagación de virus dentro de una población, es mucho más difícil precisar cómo éstas influyen en los síntomas, dijo Leung, en parte «debido a la dificultad de realizar esos estudios».

Gandhi reconoció estas limitaciones. Pero sin un final de la pandemia a la vista, la necesidad de cubrebocas está creciendo, dijo, especialmente a medida que los investigadores continúan documentando la capacidad del virus para propagarse con poca notoriedad.

Incluso las personas que no tienen síntomas pueden transmitir el virus en su entorno cuando estornudan, tosen, cantan, hablan o incluso respiran.

Y aquellos que se enferman pueden ser más contagiosos en los días previos a la aparición de los primeros síntomas de enfermedad.

Para domar esta pandemia, las personas deben actuar como si hubieran sido infectadas, dijo Gandhi.

 

 

Fuente: The New York Times

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *